Recientemente hemos estado instalando absorbentes acústicos en el techo de la piscina de bolas de Panadería Jose Antonio en San Pedro (Murcia). El resultado es una leve bajada del tiempo de reverberación pero una gran subida de la inteligibilidad.